SUP Belharra, El Gigante Tímido

La historia que une Surf y SUP con Belharra, la ola gigante ubicada a 3 kilometros de la costa vasca francesa es muy reciente. Peyo Lizarazu sirvió como pionero. El Museo Vasco y de la Historia de Bayona estudia los 12 años de relaciones entre surfistas y stand-up paddler y el Titan con una exposición fotográfica.

Mientras los sueños de la mayoría de los surfistas se reducen a aguas cálidas y picos desiertos con olas que abran suavemente hacia izquierda o derecha, otros pocos anhelan las tormentas y el frío del invierno. ¿Por qué? Por la llegada de las olas grandes. Olas monstruosas de más de diez metros, tragándose todo lo que se halle delante de ellas. Y de fondo el feroz rugido del océano. Algunos asiduos describen el ruido como el de un avión al despegar.

Todo parece en calma desde la costa, pero entonces despierta la bestia. A unos 3 kilómetros entre la costa de Hendaya y San Juan de Luz, en el País Vasco francés, el mar concentra toda su energía y surge la ola de Belharra.

No fue hasta hace 12 años que un surfista osara a probarse en las aguas del gigante del Atlántico. Después de ver que en Hawaii utilizaban las motos de agua para poder llegar a la velocidad de la ola, Peyo Lizarazu, junto con otros amigos, trajo la idea al golfo de Bizkaia, y un 13 de noviembre del 2002 seis surfistas pusieron a prueba la furia de Belharra.

Desde entonces, Lizarazu y Belharra son como viejos amigos que una vez al año se juntan para decirse: “Oye ¿Qué es de ti? Llevas mucho tiempo sin llamar”. Y es que Belharra es muy tímida. Puede estar años sin asomar, pero cuando se reúnen las condiciones adecuadas no hay quien pare a este gigante. Las medidas de seguridad se cuidan al milímetro ya que no es una ola para cualquier surfista. Grandes como Jamie Mitchell y Shane Dorian han sido devorados por las toneladas de espuma que se producen cuando rompe. Y es que para jugar con un monstruo hay que tomar todas las precauciones.

BELHARRA – Hercule’s Day from FRK on Vimeo.

Unos años más tarde, el mismo Lizarazu dio un paso más. Siempre dentro del surf, fiel a sus tablas rojas y reuniendo otra de sus pasiones, el Stand Up Paddle, se decidió a reencontrarse con Belharra con su “planche à ramer debout” (tabla para remar de pie) como lleva inscrito en su quiver del shaper Philippe Barland.

A partir del 7 de octubre y hasta el 9 de noviembre de 2014, el Museo Vasco de Bayona recoge en una exposición retrospectiva los trabajos de los fotógrafos Eric Chauché y Gregory Rabejac sintetizando estos 12 años en armonía con Belharra. El titán ha sido objetivo de fotógrafos amateurs y profesionales durante todos estos años. La exposición refleja la belleza de la ola y las sensaciones de los surfistas en unas fotos increíbles y en ocasiones de apariencia sobrenatural. Hasta el 1 de octubre, la galería estará también visible en la ‘salle de la Posta’ en Urrugne, municipio frente al que se forma la impresionante ola gigante de Belharra.

Language Preference

You are currently viewing all language content

Show All French Only English Only